Portada » Actualidad » El arte de la meditación

El arte de la meditación

El ser humano en la actualidad producto de su día a día experimenta diversas emociones y sentimientos que en oportunidades pueden generar fuertes desequilibrios. Allí es cuando la meditación es una gran opción.

Si se desea mejorar la salud y lograr el bienestar de manera integral se trata, la meditación puede convertirse en un hábito dentro de los seres humanos.

En tal sentido, esta actividad es una práctica que se lleva a cabo a manera de terapia y ha ganado terreno en los últimos años.

Afortunadamente, la meditación llegó para quedarse

Está siendo empleada con mayor frecuencia, es más, ya hay aplicaciones tecnológicas y tutoriales que ayudan a promoverla para aquellos que se están iniciando.

Si bien es cierto, el ser humano necesita aprender a controlar sus emociones, impulsos e incluso aquietar sus pensamientos.

De conformidad a ello, a través de la meditación se puede lograr que la persona se relaje por completo y poco a poco mejore su bienestar físico y emocional.

Conforme a lo planteado, las prácticas que hoy conocemos como meditación son originarias de religiones asiáticas y también de tradiciones vinculadas al espíritu.

Gracias a los beneficios que tiene esta práctica se mantiene en los hábitos de muchas personas indistintamente del credo o religión que tengan.

Quizás lo más importante de la meditación es que la persona pueda encontrarse consigo mismo, y logre armonizar su mente, cuerpo y espíritu.

Así mismo, la persona logre hacerse consciente de sus emociones, temores, dudas y pensamientos.

Todo desde la relajación y así con mayor calma tenga más serenidad para tomar decisiones acordes a la situación.

 

 

¿Cómo iniciar con el arte de la meditación?

Uno de los primeros elementos que debemos atender en la meditación, es tener la disposición para hacerla, esto implica prepararse para ello.

Si se puede tener dentro de la casa un espacio ambientado para ello mucho mejor, puede haber alguna alfombra, cojines, un poco de luz bien sea natural o artificial.

En concordancia, para lograr meditar se recomienda estar sentado o en su efecto acostado, lo más favorable es que sea con los ojos cerrados.

Al respecto, algunas personas acostumbran a tener grabaciones de sonidos para facilitar la relajación entre ellos se recomiendan sonidos como:

Fuentes de agua, campanas tibetanas, sonidos de la naturaleza, mantras entre otros.

Lo más importante para iniciar la meditación es concentrarse durante la actividad.

Al principio puede ser un poco difícil puesto que es muy fácil distraerse con los pensamientos.

Sin embargo, con el devenir de la práctica se hará más fácil concentrarse y mejorar en los detalles.

Dos maneras en el arte de meditar…

Dentro de este escenario, se pueden dar dos maneras de lograr la meditación:  la de conciencia plena y la trascendental o mejor conocida como MT.

Es importante destacar, que en la meditación de conciencia plena se busca promover formas de pensamientos.

Igualmente, la idea es lograr reparar un poco los sentimientos y los comportamientos o formas de actuar.

En atención a ello, la meditación de conciencia plena es encontrar un poco de calma, paz, serenidad y tranquilidad  en relación a los pensamientos y comportamientos negativos.

A tal fin, la idea es incrementar a través de la relajación los pensamientos positivos, durante este tipo de meditación se pone en práctica ejercicios de relajación.

En algunos casos se puede combinar yoga con el arte de la meditación, y se tendrá como beneficio una mejor flexibilidad.

El fin último de esta meditación es compartir los pensamientos y emociones con el devenir de cada día.

En atención de la otra manera de meditar se tiene la conocida como trascendental, la cual es muy diferenciada de la anterior.

Esta meditación se caracteriza de la anterior, por cuanto la persona durante la actividad menciona en un tono de voz moderado  un mantra.

El propósito de esta actividad y su dinámica es que el practicante de la meditación mantenga la concentración, relajación y armonía entre sus pensamientos y la forma en que inciden en la conducta.

Bondades de la meditación

Aunque es una actividad con múltiples bondades y beneficios la mediación también es recomendada para personas que han padecido problemas depresivos.

Puesto que sumado a terapia cognitiva se logra un mayor estado de conciencia y minimiza las posibilidades de otros episodios depresivos.

Igualmente, para aquellas personas que experimentan mucho estrés a causa del trabajo, preocupaciones, es una gran ayuda.

Es de hacer notar, que para aquellas personas que experimentan episodios de ansiedad  la meditación es una excelente herramienta para ayuda a controlar las emociones y sentimientos.

Dos lados del ser humano en la meditación

El ser humano y su cerebro sencillamente son sorprendentes. Es por ello que durante el arte de la meditación hay dos momentos o procesos que se pueden desarrollar.

Uno de ellos es el lado inconsciente, donde puede predominar actitudes en la persona con tendencia hacia soñar,  esto implica un lado más artístico, sensible y emotivo.

También en este lado inconsciente  hay predominio para construir planes, se motiva o entusiasma con cualquier facilidad y siempre goza de una actitud positiva ante las cosas.

Por otro lado, en la parte consciente la persona actúa con mayor sentido lógico, buscando siempre las explicaciones o razones de lo que ocurre.

En tal sentido, dentro de la meditación hay que animar más el lado inconsciente para poder encontrar mayor relajación y dejar los miedos de un lado a lo menos por el momento que dure la meditación.

Un arte con herramientas

Dentro de un ambiente de meditación se puede introducir algunas herramientas que ayudan a crear las condiciones para la práctica.

Uno de los elementos que se puede incorporar es el japa mala, los cuales son colgantes con más de cien cuentas que también pueden ser minerales.

Se parece un poco al rosario cristiano y sirve para contar la cantidad de veces que se pronuncia un mantra.

Seguidamente, los cuencos  tibetanos son otro elemento que puede estar presente dentro de las técnicas de meditación.

La característica principal, es que ofrece un sonido vibrante, lo ideal es tenerlo cerca y pasar suavemente el mazo que tiene con prudencia alrededor del envase.

Se requiere un ligero movimiento, no es pertinente mover todo el brazo, se trata de hacerlo empleando solo la muñeca.

De conformidad con lo planteado, en el arte de la meditación la experiencia y la formación hacen al maestro, así que ésta es una práctica que requiere de paciencia y constancia.

En correspondencia con el arte de la meditación combinada con el yoga es una elección inteligente a la hora de calmar, buscar paz, serenidad y sobre todo conocerse a sí mismo.

Una experiencia de vida

Es de hacer notar, que María Carolina Mirabal junto a su esposo Gustavo Mirabal practican con frecuencia la meditación.

Sobre todo cuando tienen mucho trabajo a causa de sus asesoramientos financieros, en la actualidad intentan compartir esta experiencia con sus hijos más pequeños.

En oportunidades lo logran, aunque también es un momento de disfrute y de reencontrarse como familia después de consolidadas las rutinas de cada uno.

Efectivamente, la meditación requiere de crear las condiciones, hacer el hábito, aprender a reconocer tal vez en los silencios la tranquilidad que las personas necesitan.

Finalmente, el arte de la meditación asume voluntad, paciencia, tiempo para su práctica y se trata de aprender a confiar en uno mismo y la capacidad autosanadora para ordenar los sentimientos y emociones.

Consultado en:

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/estilo-vida/prepro_080011.html

https://www.hogarmania.com/salud/meditacion-para-principiantes.html