Portada » Actualidad » Actitudes aprendidas luego de la pandemia del coronavirus

Actitudes aprendidas luego de la pandemia del coronavirus

Actitudes aprendidas luego de la pandemia del coronavirus

El año 2020 está marcado por situaciones complejas que han traído consigo nuevas actitudes aprendidas  para el desarrollo del ser humano.

La pandemia generada a causa del coronavirus ha sido una experiencia de la cual se ha aprendido sobre la marcha, no hay verdades absolutas luego de esta situación.

Sin embargo, una de las mayores medidas que se han tomado ha sido el confinamiento para evitar el contagio a causa del coronavirus.

El ser humano ha estado más tiempo en su casa  y ha podido realizar actividades que antes a causa de su rutina se le hacía difícil realizar.

Sin duda alguna, ha sido una pausa obligada para pensar, para reflexionar sobre lo importante que es la vida para cada ser humano.

Así mismo, luego de la pandemia se han priorizado las funciones y la importancia de los héroes que luchan por el bienestar de las naciones.

Quedó claro, que el personal médico, enfermeras, paramédicos, y también el personal de seguridad tienen un verdadero rol fundamental en la sociedad.

Especialmente el personal sanitario que pasa horas atendiendo tantos enfermos y corren un gran riesgo luchando diariamente.

También es de reconocer el personal que labora en tiendas de comida y farmacias gracias a ellos cada persona puede adquirir sus productos y garantizar lo necesario en sus hogares.

Detrás de la pandemia hay muchos héroes secretos que luchan por el bienestar y tranquilidad de las personas que quedan en casas.

Equipo Médico afrontando la pandemia del coronavirus
Equipo Médico afrontando la pandemia del coronavirus

Valores y actitudes aprendidas detrás de la pandemia del coronavirus

Son muchas las vivencias y situaciones que se han generado luego de la pandemia, pero todo ha dependido de las actitudes y valores con las que cada ser humano enfrenta esta situación.

Quizás la mayor de ellas ha sido el amor, puesto que ha hecho que cada uno se cuide así mismo y a los demás.

Otro de los valores que han predominado ha sido la empatía puesto que en medio de las situaciones difíciles los seres humanos se han puesto en los zapatos del otro, en su sufrimiento.

Muchas personas se han organizado para ayudar a las poblaciones más vulnerables, llevando alimentos, medicamentos, entre otros medios para ser más llevadero el confinamiento.

No hay fe sin esperanza, por lo tanto muchas personas se han dispuesto a revisar sus creencias religiosas para pedir fortaleza, sanidad, sabiduría y protección durante la pandemia.

Cada persona desde su fe se ha dispuesto a reconciliarse con lo supremo y divino con la confianza de superar esta situación.

Igualmente, la valentía y la determinación ha sido clave en muchas personas, para actuar y buscar soluciones y desarrollar la resiliencia como actitud.

Ahora bien, el coronavirus enseñó al ser humano a que necesita una pausa a veces  para fortalecer los lazos de amistad y amor entre las familias.

Igualmente que la tecnología facilita los caminos para reencontrarse con otros, que los abrazos pueden esperar.

Pero que es indispensable expresar los sentimientos, valores, emociones, entre otros. Así que son muchas las actitudes aprendidas que deja la pandemia en todo el mundo.

El ser humano una montaña de temores, actitudes aprendidas y empoderamiento

Muchos expertos alegan que para que el ser humano logre evolucionar requiere vivir experiencias que lo hagan tocar fondo para sobreponerse y empoderarse.

Sin duda alguna el coronavirus, hizo que muchas personas vivieran una montaña rusa de temores, emociones, actitudes debidas al temor y el miedo.

Efectivamente, durante la pandemia a causa del coronavirus se hizo presente el temor al contagio, a perder personas cercanas, a quedarse sin trabajo o comida.

No es nada fácil vivir una situación tan compleja e incierta como la pandemia mundial generada por el coronavirus.

Seguramente luego de esto las actitudes aprendidas luego de la pandemia serán recordadas por muchos y se hablará de generación en generación sobre esta experiencia.

Aquí la clave es empoderarse y actuar desde la prevención.

Reflexiones para un futuro mejor

Las mejores reflexiones que deja esta dura experiencia son:

El servicio y la entrega son importantes para pensar en el otro, comprender sus necesidades y desde la inteligencia pensar en el bien común.

Además de ello, la responsabilidad y el respeto hacia los demás es elemental para sobreponerse a la situación.

Por lo tanto, la inteligencia y el saber pueden ayudar a pensar en cómo actuar en tiempo de coronavirus, sobre todo el mantener la calma en momentos difíciles.

Indudablemente, se hace necesario aprovechar esta experiencia y hacer cosas productivas para evitar los pensamientos negativos que pueden afectar la paz del ser humano.

En tiempos de coronavirus la inteligencia y templanza se ponen a prueba para sacar lo mejor o peor de los seres humanos.

Por ello la reflexión y meditación pueden ayudar a hacer la diferencia.

De allí la importancia de la inteligencia emocional, del autoconocimiento para trabajar sobre las emociones y sentimientos.

También es importante que el ser humano aprenda a reconocer las actitudes, así que puede hacerse preguntas por ejemplo:

¿Qué estoy sintiendo? ¿Cómo me siento? ¿A qué le temo? ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué debo cambiar?

Es tiempo para razonar, para buscar la calma en medio de la desesperación, para actuar con cautela, responsabilidad y ayuda mutua.

La solidaridad una actitud aprendida en tiempo de coronavirus

Aunque una de las medidas ha sido el confinamiento se puede ser solidario desde el respeto, la tolerancia, empatía pero sobre todo la comprensión hacia el otro.

La solidaridad como actitud aprendida ayuda a actuar en favor del bien común, pero debe hacerse con responsabilidad y mucho cuidado en medio de la pandemia generada por el coronavirus.

El ser solidario con los demás implica actuar ante la necesidad de otro, a lo menos ayudarla a superar cualquier situación.

Definitivamente es una de las tantas actitudes aprendidas luego de la pandemia y el confinamiento.

En concordancia la solidaridad implica desprendimiento, bondad, es tiempo para pensar en los más vulnerables especialmente:

En los niños, hombres y mujeres sin un hogar, que depende de trabajos diarios, en los adultos mayores con patologías crónicas, privados de libertad, en mucha población que requiere de más atención.

La solidaridad, el servicio, la bondad son actitudes que deben predominar para hallar soluciones ante lo incierto.

En referencia, es tiempo de hacernos consciente de nuestras emociones, de transitar con los ritmos que cada uno tenga con paciencia.

No hay que perder de vista que la humanidad es diversa, valiosa, diferente pero al  final del día todos son importantes y necesarios de allí el cuidado y la prevención.

En este sentido, es tiempo para la reflexión, el descanso, la reconciliación y recordar quienes somos.

Un nuevo transitar

Esta experiencia enseña un nuevo transitar en esa montaña rusa de emociones, actitudes, temores en medio de lo incierto.

Pero es necesario fortalecer el carácter, la templanza, la inteligencia, pero sobre todo la paciencia para actuar con sabiduría y discernimiento ante lo diario.

Las actitudes aprendidas luego de la pandemia y el confinamiento por el cornavirus, esperan un ser humano más seguro, que se ama y cuida de sí mismo en compañía de los demás.

Es un ser humano consciente del valor de la vida, la libertad, responsable de sus acciones, que se reencuentra consigo mismo y expresa sus emociones y sentimientos.

Finalmente, es un ser humano nuevo que aprendió a vivir con actitudes aprendidas, consolidadas en tiempos de coronavirus en medio de una pandemia mundial.

Consultado en:

https://www.equestrianstylist.com/equestrian-fashion/7-tips-on-how-to-look-pretty-post-pandemic/

https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2020-04/actitudes-humanas-y-cristianas-en-tiempos-de-pandemia.html

Para más información visita:

https://mariacarolinachapellin.com/ 

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/amazona-heroina-de-la-equitacion/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/bondades-de-la-equinoterapia/