Portada » Actualidad » Día de la Prevención de la diabetes

Día de la Prevención de la diabetes

La salud es uno de los privilegios más anhelados de todos los seres humanos. El día 14 de noviembre hay una pausa en el mundo para hacer consciencia sobre la prevención de la diabetes.

La diabetes es una de las enfermedades crónicas con mayor impacto en el mundo.

Afecta a las personas de cualquier edad, sin distingo de nacionalidad, creencias religiosas, sexo, o cualquier otra condición.

Ser diabético implica aprender a vivir con una condición que depende del valor de la glucosa en la sangre.

Ahora bien, la diabetes es una enfermedad conocida como crónica que surge cuando el páncreas no puede producir la insulina que requiere cada ser humano.

Por lo tanto, el páncreas como órgano tiene la importante función de producir la insulina que es una hormona.

Gracias a la insulina se logra mantener los valores de glucosa adecuados en la sangre.

La importancia de la glucosa es que se transformada en energía para que pueda desenvolverse bien.

Esto implica desplazarse adecuadamente, valerse por sí mismo, caminar, entre otros.

 

¿Qué ocurre cuando se tiene un diagnóstico de diabetes?

Cuando una persona es diagnosticada como diabética es porque mantienen exceso de glucosa en la sangre.

A esto se le llama hiperglucemia y son altamente peligrosas cuando no son tratadas a tiempo, generando daños al paciente.

Por lo general, un paciente al no poder controlar con el tratamiento los niveles de glucosa va generando daños paulatinamente en el corazón, el sistema arterial y riñones.

Un diabético requiere cuidar muy bien su alimentación, estar atento a sus niveles de glucemia, llevar una vida calmada sin sobresaltos y cuidar muy bien su cuerpo.

Aprender a vivir con la diabetes

Adicionalmente, la diabetes implica aprender a desarrollar nuevos hábitos de alimentación y realizar un poco de actividad física para mantenerse en forma.

Es por ello, que los expertos aseveran que la diabetes tiene tres elementos fundamentales a cuidar que son:

– Mantener el control de la glucosa en la sangre gracias al tratamiento

-Cuidar la alimentación procurando hacer tres comidas diarias balanceadas y tres meriendas entre cada comida.

-Realizar actividades que permitan cuidar la mente y el cuerpo.

Tipos de diabetes

Cada diabético es distinto puesto que los organismos responde de manera diferente y los estilos de vida influyen considerablemente.

En la actualidad existen varios tipos de diabetes, aunque los más comunes pueden ser tipo I y II.

Cuando se trata de la diabetes tipo I, generalmente es porque hay un daño en las celulas que producen la insulina, ésta es frecuente en la niñez.

Por el contrario, cuando se trata de la diabetes tipo II esta caracterizada por aparecer en adultos.

A diferencia de la anterior es más común este tipo de diabetes, y puede afectar de manera más fuerte a los adultos mayores.

Cuando se trata de la diabetes tipo II, en oportunidades se presenta una resistencia a la insulina.

Esto se debe a que la insulina no actúa de manera correcta.

Es de hacer notar, que en el caso de la diabetes tipo II, una de sus principales causas es la obesidad.

En otro orden de ideas,  la diabetes puede detonarse durante el embarazo de manera transitoria.

¿Qué síntomas puede presentar un paciente diabético?

Es muy probable que una persona por lo general cuando presenta diabetes sienta mucha sed, igualmente sienta hambre.

Al tener mucha sed y tomar con frecuencia agua se presenta la necesidad de ir constantemente al baño, incluso durante la noche.

Es posible que un diabético experimente cansancio, algunas distorsiones a nivel visual.

Algunos pacientes pueden sentir ciertos hormigueos o rigidez en los miembros superiores e inferiores de su cuerpo.

Ahora bien, siempre es necesario acudir al médico para estar en constante revisión de valores en cuanto a glucemia.

Aunque lo más importante es procurar llevar una vida donde la alimentación sana y balanceada sea lo más oportuno.

En el caso de personas que ya presentan la sintomatología descrita previamente deben evitar el uso excesivo de productos como harinas, azúcares para evitar el incremento de la glucemia.

Si es una persona con obesidad deben empezar a cambiar poco a poco su estilo de vida, mejorar los hábitos de alimentación, procurar hacer más actividad física, entre otros.

Lo más recomendable es visitar a médicos internistas, endocrinos y nutricionistas para tener una impresión más clara del estado de salud del paciente.

Igualmente, en función de las recomendaciones de los expertos hay que disponerse a hacer los cambios necesarios para tener calidad de vida.

Las hipoglucemia también son peligrosas

En medio del tratamiento a causa de la diabetes es muy posible que se presente escenarios inducidos por una hipoglucemia que se refiere a un bajo nivel de glucosa en la sangre.

Ante cualquier situación es muy favorable revisar la glucemia, y si se muestra por debajo de 70 mg/dl es una hipoglucemia,.

De allí que debe darse algún alimento con una pequeña dosis en azúcar, preferiblemente una fruta que contenta su dulce natural para ayudar al paciente a equilibrarse.

Esta situación puede presentarse debido a que de repente se colocó más dosis de insulina que la recomendada, en el caso de ser insulinodependiente.

También puede ocurrir que los alimentos no posean los suficientes hidratos de carbono, o el paciente no esté comiendo bien y de manera puntual.

Del mismo modo, está sobrecargando el cuerpo con ejercicio y actividades físicos y la dosis de insulina sea muy baja.

Es probable que sea producto de la misma medicación, por tal motivo, lo más recomendable es estar atento a los cambios y síntomas que presente el paciente para actuar de manera oportuna.

Todo paciente diabético debe tener a la mano su control, para poder precisar si el tratamiento es el adecuado o si debe hacer algún ajuste a su alimentación.

Las emociones y sentimientos en un diabético

Un diagnóstico de diabetes es una noticia que tiene muchas implicaciones y cambia de manera definitiva la vida.

Debido a que implica hacer ajustes y cambios a la alimentación para comer más balanceado evitando las harinas y grasas.

Por lo general, ante un diagnostico de diabetes el paciente puede experimentar diferentes emociones y sensaciones.

Más aún cuando empieza a leer sobre la enfermedad o conoce a otras personas cuya enfermedad ha avanzado y presentan complicaciones.

Ante todo la incertidumbre se presenta, es así como el paciente experimenta emocionalmente diferentes fases:

La primera de ella es la negación, empieza a dudar, de repente requiere otra impresión médica para asegurarse de que sea verdad.

Posteriormente, muestra rebeldía se le hace difícil entender que debe hacer cambios considerables para aumentar su calidad de vida.

Les cuesta cambiar principalmente los hábitos de alimentación que es es uno de los principales factores que influyen.

Indudablemente, la negociación se irá presentando en la medida que se acentúen los síntomas por los descuidos del paciente.

Es allí donde el paciente empieza a buscar las alternativas, a cuidarse un poco más, a tomar los medicamentos y seguir las sugerencias del médico tratante.

Sin embargo, puede aparecer situaciones donde sienta depresión a causa de todo lo que implica vivir con la enfermedad.

Hasta que por fin llega la aceptación y el paciente ya habla de su enfermedad, aprende a vivir con ella, hace dieta, entre otros.

Lo más importante es que la familia y las personas cercanas traten de ayudar al paciente y lo acompañen en todo momento.

Ciencia al servicio de la calidad de vida

Afortunadamente la medicina y la ciencia se han complementado en los últimos quince años ayudando cada día a personas con estas patologías crónicas.

En tal sentido, en el mundo de la diabetes existen novedosos dispositivos y equipos que ayudan a mantener el control e información de la condiciones de salud del paciente.

Desde los glucómetros hasta aplicaciones tecnológicas que permiten registrar la información del paciente y activar alarmas cuando los valores no son los más acertados.

En definitiva la ciencia y la tecnología cada día ayudan al ser humano para facilitar los medios posibles en favor de la calidad de vida.

Finalmente, la prevención es muy importante en el caso de aquellas personas que aún no lo son y corren el riesgo de padecer la enfermedad.

De conformidad, con los que ya lo son, es un nuevo principio para emprender una vida desde el cuidado, y los cambios que sean necesarios.

La familia es fundamental para motivar los cambios necesarios en el paciente, aprender sobre esta enfermedad y estar presente ante cualquier situación.

Luego de este diagnóstico se busca un nuevo comienzo para lograr mayor calidad de vida y aprender a vivir con la enfermedad.

En tal sentido María Carolina Chapellín y su esposo Gustavo Mirabal Castro llevan un estilo de vida saludable que le ha permitido tener una salud óptima.

Consultado en:

https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/digestivas/diabetes.html

https://www.areahumana.es/aspectos-psicologicos-de-la-diabetes/#Modelo-explicativo-de-los-aspectos-psicolgicosde-la-diabetes

 

Para mayor información:

https://mariacarolinachapellin.com/ 

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/amazona-heroina-de-la-equitacion/

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/bondades-de-la-equinoterapia/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

TAGS: