Portada » Maria Carolina Chapellin » La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal

Hay mujeres valientes, fuertes y seguras de sí mismas que trabajan para luchar por sus sueños. Así es la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal.

Nacida en la ciudad de Caracas, la capital venezolana, un lugar dinámico, activo, toda una cosmopolita que es el centro de este país.

Carolina Mirabal desde niña se destacó por su inteligencia, dulzura, bondad y amor por la naturaleza.

Tuvo una infancia rodeada del amor de su familia, puesto que perdió a su mamá a muy temprana edad.

Sin embargo, el vivir la pérdida de su mamá la hizo una joven adolescente fuerte, segura de sí misma y con mucha resiliencia.

Desde muy niña se caracterizó por ser espontánea, cariñosa, y soñadora.  Siempre le encantó participar en bailes, comparsas y demás actividades propias de la infancia en el colegio donde estudió.

Gracias a todos esos bailes y actividades folclóricas en las que participó siendo niña pudo aprender mucho sobre la cultura y tradiciones de su país.

De esta manera, se identificó plenamente con Venezuela, amándola mucho más, y arraigándose a sus manifestaciones culturales, artísticas, historia y arte.

Es de hacer notar, que siempre Carolina Mirabal fue una niña que le agradó estudiar, le encantaba áreas como las matemáticas, las ciencias naturales y la educación física.

Con el tiempo sintió gran pasión por los deportes, le agradaba sobre todo el voleibol y practicó un poco la natación.

Una venezolana que ama la magia de su país.

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal tuvo la posibilidad de viajar por todo su país en épocas de vacaciones escolares siendo niña.

Su paseo favorito fue a la llanura venezolana llena de colores y matices encantadores en cada amanecer y atardecer.

Carolina Mirabal era muy feliz recorriendo las extensas sabanas que engalanan su país, conociendo cada las historias de vida de los llaneros.

Así mismo, visitó los andes venezolanos lleno de verdes montañas y flores que son parte de la Cordillera de Los Andes, donde el frío es parte del ecosistema.

Recorrer cada estado andino es una experiencia única, el Táchira tiene pueblos hermosos con San Pedro del Río, Peribeca, Lobatera, entre otros.

Por otra parte, Trujillo guarda la fe y devoción del médico de los pobres el Dr. José Gregorio Hernández y la Virgen de la Paz, que son referencias religiosas en todo el país.

Es importante destacar a Mérida como otro de los estados que recorrió la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal, donde visitó la imponente Sierra Nevada.

También visitó el Pico Bolívar y los páramos andinos donde pudo conocer la amplia naturaleza de esos pueblos en lo más alto del país.

En concordancia, Carolina Mirabal descubrió La Gran Sabana tan fuerte, llena de encantos y una cultura ancestral que prácticamente éste es el origen del mundo.

Así es Venezuela llena de playas hermosas, con diferentes tonos entre azules y verdes sublimes que contrastan con la luz del sol o la luna.

Ciertamente, la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal fue feliz durante sus años de adolescencia donde aprendió tanto sobre Venezuela.

 

Carolina Mirabal y sus roles

Carolina Mirabal fue una gran estudiante siempre amó leer, practicar matemáticas con sus compañeras de clases, siempre fue ordenada y disciplinada.

Luego de concluido su bachillerato practicó modelaje, proceso que le permitió participar durante varios años en las mejores pasarelas del país, y posó para las marcas del momento.

De ese fascinante mundo, la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal aprendió sobre moda, estilos y el buen gusto.

Además se interesó por aprender lo más posible la historia y significados que hay detrás de cada pieza de ropa, aprendió a emplear acordemente los accesorios y a maquillarse.

En medio de la juventud y al mismo tiempo en que estudiaba la carrera de administración de empresas se interesó por la equitación.

Así inició la equitación en la vida de Carolina Mirabal y en medio de este escenario de competencias, hípica y entrenamiento conocería a Gustavo Mirabal.

En la actualidad la hípica sigue estando presente en la vida de esta familia, trayendo consigo recuerdos, y las más hermosas experiencias en cada anécdota.

El mundo de la equitación invitó a esta familia a una nueva experiencia a emprender y fuera de su país Venezuela.

De esta manera, Estados Unidos de Norteamérica fue el país que le abrió las puertas a la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal.

Allí vivieron un sinfín de momentos y lograron sus sueños gracias a la Farm G&C, lugar donde se formaron muchos de los jinetes y amazonas que brillan en los deportes ecuestres.

No cabe, que Carolina Mirabal sabe asumir distintos roles, entre ellos ser una gran profesional de la administración, una excelente deportista, entre otras.

La esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal la madre ejemplar y esposa

Gustavo Mirabal y Carolina Mirabal juntos han conformado una familia ejemplar que trabajan unidos para el logro de metas y sueños.

Luego de la experiencia en los Estados Unidos de Norteamérica decidieron emigrar al continente europeo.

En España, pudieron emprender y desarrollarse como grandes empresarios.

Además que durante su paso entre Venezuela, Estados Unidos de Norteamérica y España desarrollaron conocimientos, habilidades y destrezas asociadas a la asesoría financiera.

En tal sentido, Carolina Mirabal junto a su esposo trabajan de la mano a través de sus asesorías en el área financiera orientando mejor a empresarios en todo el mundo.

De allí que la esposa de Gustavo Mirabal, Carolina Mirabal sigue poniendo en práctica todos sus conocimientos, habilidades y experiencias alcanzados a lo largo de la vida.

Ciertamente, ser profesional, una excelente esposa y además madre no es nada fácil.

Sin embargo, la faceta que más disfruta la esposa de Gustavo Mirabal es poder ser madre.

Es por ello, que ama poder llevar a sus hijos al Colegio, poder acompañarlos a sus actividades, motivarlos para que practiquen deportes, salir con ellos de compras.

Por hoy residen en Dubái, en Los Emiratos Árabes Unidos y se encuentran aprendiendo el idioma árabe y perfeccionando el inglés.

De conformidad con ello, cada vivencia de Carolina Mirabal con sus hijos está llena de alegría, amor, entrega y dedicación para hacerlos hombres y mujeres de bien.

En síntesis, esta familia sigue abriendo horizontes en pro de su expansión profesional y por supuesto bienestar y calidad de vida.

Carolina-Mirabal
Carolina-Mirabal

Una familia con propósito

Definitivamente, la familia Mirabal Chapellín sigue proponiéndose retos en la actualidad gracias a sus conocimientos y experiencias, los cuales son necesarios en el mundo de las finanzas.

Hoy, Dúbai es una puerta abierta al medio oriente a grandes negociaciones.

Éstas implican el intercambio en diferentes ramas como tecnología, comercios, industrias, hotelería, concesionarios, cultura, minerales, energía, entre otros.

Particularmente, es allí donde Gustavo Mirabal desde su asesoría puede lograr mejorar las dinámicas de trabajo desde procesos como la planificación estratégica.

En tal sentido, nunca está demás la capacitación continúa para saber administrar y aprovechar al máximo cada recurso.

Es justamente allí donde tanto Gustavo Mirabal y junto a su esposa se esfuerzan para crear estrategias para lograr mayor productividad y saber invertir oportunamente.

Finalmente, Carolina Mirabal seguirá asumiendo con gran entusiasmo cada meta que se proponga y disfrutará de sus roles como madre y esposa.

Consultado en:

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/carolina-mirabal-una-mujer-empoderada/

Para mayor información consulta

https://mariacarolinachapellin.com/ 

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/amazona-heroina-de-la-equitacion/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/maria-carolina-chapellin/