Portada » Arte y Cultura » El arte cinético en Alejandro Otero

El arte cinético en Alejandro Otero

El pueblo de El Manteco vió nacer al hacedor de arte cinético Alejandro Otero un hombre venezolano de orígenes humildes, que ha sabido llevar en alto su país.

El mundo de las artes y sus diferentes manifestaciones tienen en Venezuela diferentes nombres.

En tal sentido el arte cinético como movimiento tiene entre sus representantes al gran Alejandro Otero.

Nacido el 07 de marzo del año 1921, sus padres fueron María Luisa Rodríguez y José María Otero Fernández.

Inicialmente, tomó clases en el área de la agricultura cerca del año 1938. Luego descubrió que su verdadera vocación eran las artes plásticas.

En consecuencia, desde el año 1939 al 1945 se dedicó a participar en talleres vinculados a la pintura, escultura sus grandes pasiones.

Así que este fascinante encuentro lo llevó a cabo en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas.

Del mismo modo, tomó y dio clases sobre la elaboración de vitrales en la escuela de formación mencionada anteriormente.

Este prominente hombre se destacó en áreas como la pintura y escultura.

Su perspectiva de pensamiento y acción ante las artes inicia siendo fundador del grupo conocido como Los Disidentes quienes se destacaron en pleno siglo XX.

Gracias a su gran legado hoy es reconocido como un artista estudioso del color. Igualmente, fue un crítico de lo que es conocido como pintura tradicional.

De conformidad a los aportes hechos por este hombre de las artes se puede destacar que tuvo grandes aportes tanto en Europa como en Venezuela.

También tuvo una interesante faceta como docente en Venezuela.

De su vida privada se sabe que estuvo casado con Mercedes Pardo, con ella conformó una familia de cuatro hijos.

 

Una beca, una oportunidad

Gracias al interés que desde joven manifestó Alejandro Otero por crecer y desarrollarse en el mundo de las artes logró adquirir una beca.

Sin duda alguna esta sería la oportunidad de oro que el arte cinético de Alejandro Otero necesitaría para crear un legado majestuoso en favor del desarrollo de la cultura venezolana.

Por consiguiente,  Alejandro Otero partió a París la ciudad luz del mundo en Francia para estudiar y especializarse mucho más.

Allí en medio de tantas influencias fue desarrollando más su pensamiento para poder criticar el arte tradicional y recrear desde el arte cinético nuevas formas de manifestarse.

Aunque en oportunidades regresaría a su país, Europa siempre ocupó un lugar lleno de inspiración para componer desde lo nuevo.

Igualmente, lugares como el Río Sena y Holanda le permitieron ser refugio para crear e investigar en materia del color.

Es relevante mencionar, que uno de los encuentros más favorecedores de arte cinético Alejandro Otero fue con Piet Mondrian.

De este encuentro se motivó para desarrollar y ampliar sus conocimientos en el color.

Conforme a ello esto marcaría un antes y un después en la vida del gran Alejandro Otero y su propuesta sobre el arte cinético.

Por tal motivo, Europa siempre fue la invitación para romper los esquemas tradicionales en los discursos de las artes e intentar algo diferente.

Un poco de la propuesta artística del arte cinético de Alejandro Otero

De lo anterior se puede afirmar, que el proceso de construcción de arte cinético de Alejandro Otero muestran su interés por investigar y explorar a fondo el color como una de sus temáticas.

En la mayoría de sus obras se esconde elementos derivados de la figuración y un poco de abstracción como parte de lo aprendido en el exterior.

Indudablemente, detrás del arte cinético de Alejandro Otero hay una postura definida que consiste en romper algunos elementos propios de las enseñanzas tradicionales de las artes plásticas.

Intentando de esta manera hacer nuevos discursos productos de la investigación sobre el color, la forma, y dando origen a nuevas formas de hacer artes plásticas.

En la obra de Alejandro Otero, la línea, el color, son protagonista para crear nuevos sistemas y cautivar a un espectador que hace su propia reinterpretación de la obra.

El arte cinético de Alejandro Otero es un escape de la bidiomensionalidad, llevando la obra a otro nivel haciendo sentir fuertemente la línea y el color.

Es de hacer notar que Carlos Cruz Diez, Jesús Rafael Soto y Alejandro Otero son dignos hombres de las artes que han sabido llevar en alto el tricolor venezolano.

Aunque para desarrollar su talento han tenido que abandonar su país y aprender nuevos elementos.

Que son parte de su propuesta artística con una amplia cosmovisión que motiva a otros.

En la vida de Alejandro Soto se demuestra que al igual que sus compañeros nadie es profeta en su tierra.

Esto implica moverse para evolucionar en este caso como artista y ser humano.

 Obras importantes del arte cinético de Alejandro Otero

Conforme a sus primeras propuestas fueron inspiradas en el gran Picasso.

Motivo que lo llevó a pintar Las Cafeteras, que son varias obras montadas a mitad del siglo XX las cuales lo acercaron más a la pintura abstracta.

Gracias a los conocimientos adquiridos en el color elaboró la propuesta artística llamada Composiciones Ortogonales.

Del mismo modo, trabajó de la mano con Carlos Raúl Villanueva en toda una propuesta artística para lo que hoy se conoce como la Ciudad Universitaria de Caracas.

Allí el arte cinético de Alejandro Otero quedó estampado con la obra de arte Policromía.

En concordancia, también creó la obra llamada Los Coloritmos sin duda alguna una de la propuesta de mayor reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Perteneció al neodadaísmo, un movimiento del siglo XX que consistió en la elaboración de propuestas artísticas sin mayores reglas o pretensiones de la forma y el color.

Inspirado en este movimiento creó Assemblages y Collages.

Es importante destacar, que para el año 1967 el arte cinético Alejandro Otero resplandeció con la obra Estructuras Espaciales.

Por hoy, países como México, Italia, Colombia y Estados Unidos son fieles testigos del el arte cinético Alejandro Otero, con la presencia de varias de sus obras.

Premiaciones y honores al legado de Alejandro Otero

Gracias a esta ultima obra se hizo merecedor del Premio Nacional de Pintura en el Salón Oficial de Arte Venezolano.

El arte cinético en Alejandro Otero tuvo la gran oportunidad de oro de mostrar su talento en el Bienal de Venecia para el año 1956.

Así mismo, São Paulo fue el lugar propicio para mostrar el arte cinético de Alejandro Otero en el evento Bienal en esta ciudad.

Gracias al talento, capacidades, conocimiento de este hombre de las artes ocupó en Venezuela el cargo de Vicepresidente del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes.

Es de hacer notar, que Alejandro Otero se preocupó durante su gestión pública por crear un espacio para la promoción y desarrollo de las artes plásticas.

Por lo tanto, conjuntamente con el reconocido Miguel Otero Silva en el año 1957 dieron creación a lo que hoy se conoce como Galería de Arte Nacional.

Sus últimos días

Luego de una agitada vida entre las artes plásticas, viajes y demás buenos momentos de éxitos y glorias reside entre New York, algunos días en Caracas y otros en Francia.

Finalmente, este hombre falleció un trece de agosto hace treinta años, dejando a una Venezuela en lo más alto del mundo con sus grandes aportes y obras al campo de las artes.

Haciendo una firme invitación a romper los paradigmas para crear nuevas rutas con los elementos que hacen posible el arte cinético.

Consultado: 

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/otero_alejandro.htm

https://historia-biografia.com/alejandro-otero/

Para más información visita:

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinachapellin.com/ecuestre/bondades-de-la-equinoterapia/